Farolas de colores, ¡ole!

Si farolas, y no alfileres, de colores se pueden encontrar en Bruselas.
No se trata de que las pinten con más o menos ‘arte’. No es, tampoco, la imaginación del gestor público la que ha ideado estas farolas, en el cruce de dos vías de tráfico y que sólo tiene por referencia ciudadana el Centro de Arte Contemporáneo Wiels, que destaca por su arquitectura y por su… falta de colores: viva el gris, que para eso estamos en Bruselas.

En esa esquina el personal se ha dedicado a poner pegatinas en las farolas y en los postes de las señales de tráfico.


Lo cierto es que las pegatinas son todas “made in Wiels”. Es decir, el color que le falta al edificio lo han volcado en las pegatinas.  Claro que un edificio de colores no quedaría fino y ya sabemos lo finos que son los responsables de arte de Bruselas (y de algún que otro sitio).

Duros trabajos bruselenses

Yo siempre pensé que lo de uno trabajando y cinco mirando era algo castizo, plenamente español, típico de un país subdesarrollado, poco eficiente.

Pero en todas partes cuecen habas. El viernes pasado, en la rue Neuve, vi un “espectáculo” que no pude más que fotografiar.

Parece ser que alguien, mejor algo, un camión de reparto, supongo, le había dado un fuerte golpe a una pequeña farola de las que iluminan esta calle. No se si con presteza o no, empleados públicos estaban allí, en pleno esfuerzo para sustituir la farola. O al menos arrancarla antes de que cayese por si sola y causase males mayores.

Hasta ahí nada de especial. Lo curioso era el esfuerzo humano y técnico desplegado. Unas diez personas o más estaban en el tajo. Los bomberos ya los veis en la foto que hay más abajo. Excepto los conductores de los camiones. Si los, en plural, porque había otro camión más que ya no cabía en la foto. También estaban los policías, varios, aunque en la foto sólo salga uno. Con su furgoneta, porque no iban a venir a pie. Parece que regulaban el tráfico no dejando pasar a la gente más allá de los conos, por si la farola decidía caerse, a pesar de estar atada a la grúa.

Todo un espectáculo, como decía al principio. Y en plena rue Neuve. Todo el mundo se paraba porque no comprendían el porqué de tal movilización.

De todas formas, algo porcentualmente superior ocurrió hace una semana al principio de mi calle. Es verdad que había menos camiones, pero yo creo que se superaba el número de personas y, además habían cortado el tráfico de una calle. Y todo para poner en su sitio uno de esos postes que hay en las aceras, de unos 6o cm. de altura, que algún automovilista había arrancado el último fin de semana.

En fin, que se cuecen habas en todos sitios.

La expo “Jóvenes Arquitectos de España”

Ayer tarde se inauguró la exposición “Jóvenes arquitectos de España” en la Casa de Asturias, la antigua sede del diario Le Peuple. La exposición, que organiza el Ministerio de la Vivienda y el Gobierno de España, consta de 62 proyectos de arquitectura actual española, firmados por arquitectos nacidos después de 1965 (menores de 40 años). Por supuesto está enmarcada en los actos organizados por la Presidencia española del Consejo de la UE.


La exposición estará abierta hasta el 22 de junio de 2010 y, como suele ocurrir, para verla bien es mejor visitarla algún diferente al de la inauguración. Esto es aún más cierto en este caso ya que el precioso edificio que es la sede de la casa de Asturias no es un lugar muy adecuado para este tipo de exposiciones. En buena parte del recorrido hace falta un poco más de espacio para ver los paneles con un cierta comodidad y perspectiva.

Según informa el Ministerio de la Vivienda en su nota de prensa, Jóvenes Arquitectos de España persigue mostrar que la excelencia arquitectónica no sólo se halla en la obra de los maestros españoles de renombre internacional sino en el trabajo desconocido que se realiza en estudios de una nueva generación de profesionales que asegura un prometedor futuro para la arquitectura de España.

La muestra ya estuvo en la sala La Arquería de Nuevos Ministerios de Madrid y en la Escuela de Arquitectura (GSAPP) de la Universidad de Columbia de Nueva York .

Un total de 80 cajas iluminadas de gran tamaño albergan paneles con fotografías, vídeos e información de 62 obras arquitectónicas realizadas por 98 españoles dentro y fuera de nuestro país y por seis extranjeros que han encontrado en España el lugar donde dar forma a sus proyectos. Las edificaciones se hallan repartidas por 28 provincias del territorio nacional. Además, cinco proyectos se levantan en Shanghai (China), Oaxaca (México), Groningen (Países Bajos), Budapest (Hungría) y Berlín (Alemania).


Para elegir las obras se efectuó una convocatoria pública y abierta a toda la arquitectura joven española. Los más de 700 proyectos presentados se sometieron a un proceso de selección que fue realizado de forma individual por los miembros de un jurado internacional integrado por prestigiosos arquitectos como Alberto Campo y Manuel Blanco; y los críticos de arquitectura Kenneth Frampton y Juhani Pallasma.

Hice tres fotos, pero el que quiera ver algo de más calidad puede echar un vistazo en la página del Ministerio de la Vivienda o el diario El Mundo. De todas formas no puedo dejar de poner una foto que hice porque me pareció significativo el proyecto y el destino del edificio (en letra pequeña arriba a la izquierda). ¿Opináis lo mismo?

Tournai en Pastrana y Pastrana en Bruselas: exposición de tapices flamencos


Hasta el 14 de marzo los Musées royaux d’Art et d’Histoire de Bruselas exponen cuatro tapices de la Colegiata de Pastrana, en la Alcarria. Se trata de las únicas piezas subsistentes de una serie elaborada en las manufacturas de Tournai en el siglo XV, período del que se conservan pocos ejemplos de series tan completas.
Los tapices representan la campaña militar del rey Alfonso V de Portugal en la costa magrebí en 1471: tres de ellos narran la toma de Asila y el cuarto la de Tánger.
Aunque fueron encargados por el rey de Portugal, los tapices se encuentran en Castilla desde el siglo XVI, como otras muchas colecciones de tapices flamencos repartidos por iglesias y museos de todo el país, y que nos hablan de las estrechas relaciones hispano-belgas en el pasado.
Los tapices llegaron a Bélgica en 2009 para ser restaurados en Malinas, y la exposición aprovecha la ocasión de este regreso después de varios siglos.
La restauración y la exposición han sido organizadas por iniciativa de la Fundación Carlos de Amberes de Madrid, dentro del marco de la presidencia española de la Unión.
Con tan sólo cuatro magníficos tapices viajamos de Bruselas a Pastrana pasando por Tournai, Marruecos y Portugal. Un viaje ideal para la pausa del almuerzo, y un buen ejemplo de que las relaciones culturales entre países han existido siempre.

We happy few: fiesta y exposición


Esta noche se inaugura, se celebra y se clausura ‘We happy few’, una fiesta-exposición de diferentes jóvenes talentos: fotógrafos, grafistas y pintores que presentan su trabajo tan sólo durante una noche.
De la parte fiesta se encargarán los pinchadiscos DJ Flash the certified clubbanger et Laurenzinho

Será a partir de las nueve en L’axess, un restaurante y bar de copas en el Entrepôt Royal de Tour et Taxis. Para mayor información: ‘We happy few’