Hoy: concierto de Mandra en Bruselas

Hace cuatro días os hablaba del grupo Mandra y prometía que os tendría informados de la próxima actuación del grupo. Pues bien, esta misma tarde, 1 de julio, a partir de las 18:30 los podréis oír y ver en el que parece ser último evento de la temporada de EasySundays,

EasySundays es una iniciativa llevada a cabo por un grupo de mujeres que viven en Bruselas que tiene como objetivo reunir a la gente, para descubrir lugares en la ciudad y para apoyar grandes causas.

Los ingresos serán destinados a la ayuda de Quinoa, una ONG que lleva proyectos de educación como medio de desarrollo. El evento tendrá lugar en Mundo b, 26 rue d’Edimbourg y se puede reservar en Facebook:  EasySundays afterwork garden party with live music!

Animo. Merece la pena

El barrio de Saint-Géry en Bruselas (1)

Raros son los neo-bruselitas hispanoparlantes que no conocen los bares de Saint-Géry, un barrio situado en una de las zonas de Bruselas que más intensamente experimentaron las transformaciones urbanísticas de la ciudad en el siglo XIX.

Un poco paradójicamente, hoy constituye una de las partes menos alteradas del antiguo espacio intra muros, conocido como le Pentagone; tanto el trazado de las calles como las fachadas apenas han sufrido alteraciones desde entonces, lo que la convierte en uno de los barrios antiguos mejor conservados del centro.

Antes de la transformación urbanística, el barrio era una isla formada por la Senne, el río de Bruselas. La isla formaba un gran círculo que iba desde la antigua iglesia de las Calrisas hasta la actual bolsa, poco más o menos. Había una segunda isla más pequeña muy cerca, allí donde está hoy la plaza Fontainas, donde el río bordeaba la iglesia de Nuestra Señora del Socorro. Ambas se distinguen bien en este plano de la ciudad de 1837.

Resulta divertido apreciar que la homofonía no es lo único que el río de Bruselas tiene en común con el de París.

A partir de 1867, se procedió a cubrir el río, por lo que hoy resulta invisible a los transeuntes; es lo que se conoce en francés como el Voûtement de la Senne . Hasta entonces Saint-Géry debió de ser un barrio pintoresco, laberíntico, sucio, popular, todo lo que el urbanismo del siglo XIX detestaba. Rodeado por canales parecidos a los que todavía hoy tiene Brujas, el barrio conservaba aún un aspecto medieval, lo que para la mentalidad de entonces quería decir insalubre.

Jean-Baptiste Van Moer, Vista de Bruselas, tomada en Saint-Gery, 1873, acuarela sobre papel, Bruselas, Ayuntamiento Foto: KIK-IRPA

Lo único que queda de la isla es el recuerdo, y el nombre de una de las calles que llevan al mercado de Saint-Géry, y que ha conservado en buena parte su antiguo trazado: la rue de la Grande-Île / Groot-Eilandstraat.

Vista de la Senne desde el puente du Miroir. Fotografía del siglo XIX
Vista de la Senne desde el puente du Miroir. Fotografía del siglo XIX

Del Sena nos queda un pequeño tramo visible precisamente a un paso del mercado, en un patio particular pero accesible durante el día.

La Senne a su paso por el centro de Bruselas, con la iglesia de las Clarisas al fondo. Foto: Routard

La “Anti-tapas”, una fiesta para hincarle el diente

Sí, sí, es que el nombre de la fiesta, Anti-tapas, mezcla del italiano antipasto y de las castizas tapas, resulta muy apetecible. La mezcla italo-ibérica se explica también porque es una asociación italiana la que organiza el fiestorro en la sede del centro de Galicia (Ex-Cantina).

Pero bueno, vamos a lo importante, que es la fiesta en sí. Para los más madrugadores, hubo comida italiana para picar, incluída en el precio de la entrada. O sea, por 5 euros: picoteo+concierto+buen ambiente. Todos los ingredientes para una buena noche. Y larga, porque la fiesta se prolonga hasta bien tarde para los más noctámbulos.

En el caso del pasado viernes 14, los invitados eran Modena City Ramblers, un veterano grupo muy conocido en el país de la bota. Folk y letras combativas. La gente se lo pasó (nos lo pasamos) en grande. Tanta gente y tanto ambiente que casi no se podía respirar…Para muestra, este vídeo:

De hecho, sobre las 10 de la noche la cola para entrar era considerable, y hubo quien se tuvo que quedar sin entrar.

Los chicos de esta asociación italiana, que se llama Palais des Sciences, no saben quedarse quietos y ya este sábado 22 de mayo, como ya se ha dicho aquí en el blog, junto a la organización del Parcours d´Artistes de Saint-Gilles, nos traen a Tonino Carotone en concierto en Bruselas. Será en la fiesta de clausura al aire libre de este evento, en la Place Marie Janson – Parvis de St. Gilles, a las ocho de la noche. Además se trata de la primera vez que el cantante actúa en Bruselas. Actuaciones buenas, bonitas y baratas(por la patilla esta vez) en nuestra querida ciudad, ¿quién da más?

Falla en el Palais de Beaux-Arts: El retablo de Maese Pedro

http://www.youtube.com/watch?v=PILn69SArUk&feature=player_embedded

El Palais de Beaux Arts de Bruselas (BOZAR) presenta el próximo 6 de febrero ‘El retablo de Maese Pedro‘, de Manuel de Falla (1876-1946), concierto para clave y cinco instrumentos inspirado del pasaje de la segunda parte del Quijote. Se trata en realidad de una representación de marionetas de un solo acto acompañada de música.

La mayor parte de las veces esta obra se presenta en su versión concierto, por lo que esta es una ocasión rara de poder disfrutar del espectáculo completo como fue concebido en su origen.

Se trata al parecer de una nueva versión inédita, con una puesta en escena muy elaborada preparada para celebrar la presidencia española de la Unión europea. Nadie podrá negar que estos festejos políticos son una ventaja añadida a esta ciudad.

Sarao Truc Troc 2010

.

Un año más, el sexto ya, el Palais de Beaux-Arts de Bruselas acoge TRUC TROC, una fiesta y evento artístico que permite acercar a la gente al arte contemporáneo.

Durante dos días se organiza un sarao vernissage en que diferentes artistas presentan sus obras al público como en una exposición colectiva en una galería de arte. Como en los vernisages  las bebidas también son gratuitas (o lo han sido en ediciones anteriores), pero las obras no están a la venta, sino que se proponen en trueque al mejor postor.

La idea es simple y muy divertida. Los interesados en tal o tal obra deberán dejar un post-it con sus coordenadas y la mejor oferta que estén dispuestos a hacer, y con un poco de suerte quizá les llamen. Cada año se ve de todo: préstamo de la casa de la playa durante un año, clases de cocina, cajas de champán…

La historia de esta estupenda inicitiva aparece resumida en la página web de TRUC TROC en francés, en neerlandés y en inglés.

Éxito asegurado